Ya hemos hablado varias veces sobre las ventajas de los software de gestión. El ERP es una herramienta que debe ser la columna vertebral de cualquier empresa, así que elegir de manera correcta qué tipo de sistema de gestión es el más aconsejable, será primordial. Dependiendo del modelo de negocio de nuestra empresa, será más interesante tener un ERP vertical u horizontal. Por eso, hoy vamos a hablar sobre qué es un ERP vertical y las ventajas que puede suponer en nuestro negocio.

Qué un software de gestión vertical

Un software de gestión vertical es una herramienta prediseñada para compañías que pertenecen a un mismo sector. En su nicho de mercado comparten diversas necesidades comunes, por lo que se ha desarrollado esta herramienta con ciertas funciones preestablecidas. 

Se trata de un desarrollo más o menos a medida, pero más económico. Además, cuenta con los módulos básicos de cualquier ERP: contabilidad, producción, etc.

Ventajas de un ERP vertical

La elección de un ERP vertical facilita que la empresa se adapte a las nuevas necesidades del mercado. Al igual que con los sistemas horizontales, un software de gestión vertical permite ser más competitivo y adaptar el negocio a las nuevas tecnologías, gracias a las siguientes acciones:

Automatización de los flujos de trabajo

Automatización de procesos,  como pueden ser el mantenimiento o la producción. Con un ERP vertical se adaptarán los procesos de producción con el objetivo de rentabilizar los mismos. Asimismo, los diferentes departamentos o áreas trabajarán bajo una misma herramienta evitando duplicidades y la pérdida de información.

Velocidad de implantación y bajo coste

Al estar enfocado en un sector en concreto, su implantación se realizará de manera rápida, por lo que la empresa podrá empezar a utilizar el software de gestión al momento. Se trata de una herramienta que ofrece soluciones específicas a un precio muy razonable.

Productos desarrollados a partir de una experiencia previa

La empresa de software de gestión encargada de su implementación debe estar especializada en ese sector. Esto permite que el proveedor tenga un amplio conocimiento de ese nicho de mercado y sabrá reaccionar ante cualquier imprevisto. 

Adaptabilidad

Aunque la mayoría de funciones están predeterminadas, esta herramienta tiene cierto grado de adaptabilidad. Según las necesidades de la empresa, se pueden añadir o modificar diferentes módulos para así, facilitar el día a día de los trabajadores.

Diferencias entre ERP horizontal y vertical

Ya hemos hablado previamente sobre las diferencias entre un ERP horizontal y vertical. La disparidad principal es que un software de gestión horizontal es una herramienta ideada para cubrir unas necesidades básicas. Está diseñado para optimizar las actividades comunes en cualquier empresa. Por su parte, un ERP vertical está programado para negocios que tengan unas funciones específicas dentro de su sector. Joyerías, inmobiliarias, canal Horeca, supermercados, etc.

Ahora que ya conoces qué es un  ERP vertical y sus ventajas, solo tienes que elegir alguna de las soluciones que te ofrecemos desde Ceesa Software.  Si no encuentras lo que necesitas en un sistema de gestión horizontal e implementar las funciones que precisas llevaría tiempo y dinero, lo mejor es apostar por un software de gestión vertical. Te dará más posibilidades relacionadas con tu sector y le sacarás mayor rendimiento.


 

Contacta con nosotros

Te haremos un estudio sobre qué software se adapta mejor a tu empresa.

Llámenos al 946 545 746 o contacta a través del formulario

Llamar a Ceesa