El almacenamiento en la nube te permite guardar información sin ocupar espacio en el disco duro del ordenador. Normalmente hacemos uso de este tipo de plataformas para subir contenido personal, pero, ¿por qué no hacerlo con nuestro ERP? Cada vez son más las empresas de software de gestión que apuestan por esta medida, por eso vamos a explicar las ventajas y desventajas de tener un ERP en la nube.

Aunque parezca mentira, hay ocasiones en las que tener tu ERP vertical y horizontal almacenado en la nube te puede salvar de una situación complicada; como puede ser un robo, un incendio o una inundación en la empresa.

Ventajas de un ERP en la nube

Una de las principales ventajas de disponer de almacenar la información del tu software de gestión en la nube, es que las diferentes áreas de la empresa tienen una visibilidad en tiempo real del estado del negocio, pero también cuenta con otros beneficios:

  • Implantación más sencilla y rápida. Gracias a la conexión a internet los usuarios podrán acceder desde cualquier dispositivo. Además será la empresa de desarrollo software de gestión la encargada de implantarlo y de comprobar que todo el sistema funcione correctamente.
  • Mayores niveles de seguridad. Esto es un arma de doble filo. Si nuestro ERP está en la nube o en local, puede ser pirateado pero, con los sistemas de encriptación de hoy en día, será más seguro que tener la información almacenada en el disco duro del ordenador.
  • Reducción de costes. Por norma general implantar un ERP en la nube es más barato que hacerlo en local. Con un ERP local hay que pagar el mantenimiento, las licencias, copias de seguridad etc. Por el contrario, en la nube solo habría que abonar una cuota mensual.
  • Actualizaciones automáticas. Las actualizaciones del software están incluidas en el presupuesto, además de ser automáticas. No es necesario hacer nada.
  • Gran movilidad y flexibilidad. Como hemos dicho anteriormente, no necesitamos instalar nada en nuestro ordenador, basta con tener conexión a internet. Con nuestras claves de acceso es posible conectarse a través de cualquier equipo y en cualquier lugar. Esta es una característica muy útil en caso de teletrabajar.

Desventajas de un ERP en la nube

Aunque las ventajas de un ERP en la nube son claras, también existen puntos débiles que seguramente con el tiempo serán corregidas:

  • Caída del servicio. Aunque es raro que suceda, a veces pasa. El gran inconveniente de tener un ERP en la nube es quedarnos sin conexión a internet. Existen soluciones como la de contar con un software de gestión en local y en la nube que se sincronicen, para evitar quedarse sin conexión al sistema.
  • Cumplimiento de las leyes. Una vez instalado el software, debemos asegurarnos de que cumplimos con la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD) para evitar posibles sanciones.
  • Pérdida de datos. Algún error de conexión puede suponer la pérdida de datos. Por eso, se recomienda realizar copias de seguridad que permiten recuperar cualquier archivo.

Esperemos que tras leer este artículo sobre las ventajas y desventajas de tener un ERP en la nube, puedas escoger cuál es la opción que mejor se adapta a las necesidades de tu empresa. En Ceesa podemos instalar esta herramienta en el servidor de la compañía, en un ordenador que haga de servidor o directamente en la nube. Te ayudamos a elegir la mejor solución.


 

Contacta con nosotros

Te haremos un estudio sobre qué software se adapta mejor a tu empresa.

Llámenos al 946 545 746 o contacta a través del formulario

Llamar a Ceesa